15 de enero de 2016

Autoridades modifican límites de velocidad máximos en tres ejes prioritarios de Providencia

REDUCCION_VELOCIDAD

Eliodoro Yáñez, Andrés Bello y Tobalaba tendrán una velocidad máxima de 60 km/h.

Anuncio fue hecho por el Subsecretario de Transportes, Alcaldesa de Providencia y Carabineros. Subsecretario Cristián Bowen, puntualizó que reducción de límites de velocidad va en línea con acciones promovidas por la Organización Mundial de la Salud.

Un nuevo hito en la promoción de la convivencia vial en las ciudades se concretó en la comuna de Providencia, con el anuncio de la modificación del límite de velocidad máximo en las avenidas Eliodoro Yáñez, Andrés Bello y Tobalaba, las cuales tendrán una velocidad de 60 km/h a partir de hoy. Hasta ayer, estos tres ejes tenían una velocidad de 70 km/h.

Así lo informaron el Subsecretario de Transportes, Cristián Bowen, la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz y el General de Carabineros, Leonidas Venegas. Con esta acción, el objetivo es equilibrar el uso del espacio vial, considerando que en la ciudad también existen otras formas de movilidad.

“Estamos viviendo en una ciudad distinta respecto a algunos años. Formas de movilidad que hace algún tiempo pasaban inadvertidas, hoy son actores relevantes en la trama urbana. Ciclistas, peatones y automovilistas deben convivir en la ciudad de una manera armoniosa, compartiendo el espacio”, puntualizó el Subsecretario de Transportes, Cristián Bowen.

La Alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, señaló que “la reducción de velocidad en estos tres ejes centrales de Providencia, permitirá aumentar la seguridad y tranquilidad de todos aquellos peatones, ciclistas y niños que juegan y transitan por plazas y parque aledaños a Eliodoro Yáñez, Andrés Bello y Tobalaba. Además, es muy importante decirles a nuestros automovilistas que reducir la velocidad en 10 km/h, sólo aumenta el tiempo de viaje entre un 2% y 3%, lo que se vuelve insignificante a la hora de dar entregar más seguridad a todos quienes compartimos la calle.”

Más seguridad en las vías

El Subsecretario Bowen señaló que “la fisonomía de estas calles hace que sea riesgoso un tránsito a alta velocidad, ya que tienen una gran circulación peatonal, de ciclistas, transporte público, y además tienen variado comercio”, puntualizó el Subsecretario Bowen.

En los últimos años, el aumento de los siniestros en dichas avenidas ha sido pronunciado. En el eje Tobalaba, por ejemplo, estos han aumentado en un 625% entre 2000 y 2015. Según datos de Carabineros, 41 personas han fallecido en estos tres ejes debido a accidentes de tránsito en los últimos 15 años. “Reducir los límites de velocidad es una contribución a hacer mejores ciudades”.

En este sentido, “la reducción de la velocidad de 70 a 60 km/h es relevante porque básicamente el 30% de los fallecidos se produce por velocidad”, señaló el General Leonidas Venegas.

Características de las vías

Al respecto, Eliodoro Yañez tiene un perfil transversal cuya acera sur presenta un ancho variable siendo muy exiguo al oriente de Marchant Pereira, por lo que el hecho de que los vehículos se desplacen en la vía a 70 km/h deteriora significativamente las condiciones de seguridad de los peatones. Por otro lado, esta calle acoge un flujo importante de ciclistas, cuyo desplazamiento no es compatible con una velocidad motorizada de 70 km/h. Esta acción es un primer paso para compatibilizar ambos medios de transporte.

Andrés Bello, en tanto, presenta un importante problema de arborización inclinada hacia la calzada, tanto en los bandejones sur como norte, lo que provoca conflictos con los vehículos motorizados que se desplazan por la calle, especialmente los de grandes dimensiones. Esto genera un problema de incompatibilidad entre una velocidad alta y los objetivos de conservación de un parque.

Y en el caso de Tobalaba, esta vía se caracteriza por tener tres atributos llamativos: es un importante centro de actividad en su vereda poniente (comercio, bares), presenta un parque al costado oriente y tiene un tráfico denso de transporte público. Por estos atributos, Tobalaba es una avenida con una alta afluencia de peatones y ciclistas, por lo que es incompatible con las altas velocidades.

Medidas a favor de la convivencia en las calles

El gobierno de Chile está avanzando hacia mejorar la seguridad vial en nuestras calles. En agosto de 2015, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones envió al Congreso un proyecto para modificar la Ley de Tránsito en favor de la convivencia vial. Este proyecto regula la relación entre automovilistas, ciclistas y peatones, incorpora nuevas normas de circulación, establece estándares de infraestructura para ciclistas y propone reducir la velocidad máxima urbana, entre otras medidas.

Medidas como esta están en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En su último reporte (Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015), al OMS establece que “la mitad de todas las víctimas mortales ocasionadas por los accidentes de tránsito (en el mundo) son peatones (22%), ciclistas (4%) y motociclistas (23%)”.

Por otro lado, el organismo señala que “la legislación sobre seguridad vial contribuye a mejorar el  comportamiento de los usuarios de las vías de tránsito” y establece cinco factores de riesgo prioritarios que afectan la seguridad vial: la velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, el uso del casco cuando se circula en motocicleta, el uso del cinturón de seguridad y el uso de sistemas de retención infantil. En los últimos tres años, 17 países (que abarcan una población de 409 millones de personas) se han esforzado para modificar las leyes relativas a uno o más de esos factores de riesgo, a fin de que estén en consonancia con las mejores prácticas.

Vinculado a esto, tanto el MTT como la Municipalidad han desarrollado acciones para alinearse con los organismos internacionales. En mayo de 2013 se realizó un Encuentro de Movilidad Urbana donde se identificó la reducción de las velocidades máximas como herramienta fundamental para mejorar la convivencia.

Por otro lado, en el Informe Pro Movilidad entregado a la Presidenta Bachelet en enero de este año, se propone desincentivar el uso del automóvil, promover modos no motorizados y desarrollar una Política Nacional de Movilidad Urbana. Y en agosto de 2015, el Ministerio de Transportes envió al Congreso un proyecto para modificar la Ley de Tránsito en favor de la Convivencia Vial.