01 de junio de 2016

Aumentan exigencias para fabricantes y comercializadores de Sistemas de Retención Infantil

IMG_0090

A partir de esta semana, los Sistemas de Retención Infantil (SRI) que se vendan en Chile tendrán que contar con una certificación del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

Los SRI certificados contarán con un sello amarillo que garantiza que el producto cumple con la normativa europea y norteamericana.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones anunció hoy la entrada en vigencia de un nuevo decreto que aumenta las exigencias para los fabricantes, comercializadores y distribuidores de Sistemas de Retención Infantil (SRI) que se vendan en el país.

La normativa, que fue publicada ayer en el Diario Oficial, obliga a los comercializadores a certificar sus productos ante la autoridad de transportes. El objetivo, informó el Ministro (s) Cristián Bowen, es entregar a los padres mayor certeza sobre los estándares de seguridad de los productos.

“Antes de la entrada en vigencia de la norma, los padres tenían que revisar por su cuenta si el sistema de retención cumplía o no cumplía la normativa europea o norteamericana. Ahora, tras la entrada en vigencia del decreto, esa pega la hace el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, entregando más facilidades a los padres al momento de cotizar y comprar”, puntualizó.

La certificación del sistema de retención infantil quedará demostrada por un sello de color amarillo. La presencia de este sello es un indicador de que el SRI fue revisado, testeado y validado por la autoridad para ser usado por niños pequeños.

De acuerdo a lo informado por la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), más de 60 modelos de SRI se han acreditado en el país y toda la documentación, junto con el listado de modelos acreditados está disponible en el siguiente link:

http://www.conaset.cl/sistemas-retencion-infantil/

Ante la pregunta de si esta normativa implica mayores exigencias o sanciones para los padres, el Ministro (s) Bowen fue enfático en señalar que las exigencias van dirigidas exclusivamente hacia los fabricantes, comercializadores y distribuidores, descartando exigencias o sanciones para los padres. “Al contrario, con esta normativa lo que buscamos es facilitar el trabajo a los padres al momento de cotizar”, señaló. En este sentido, Bowen hizo el llamado a los padres a preferir aquellos productos que cuenten con el sello de certificación aprobado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

sillas