24 de junio de 2016

Subsecretario de Transportes entrega detalles de plan de seguridad de tránsito en vísperas de fin de semana largo

foto Bowen restricción

En lo que va del año, se han realizado a buses interurbanos cerca de 22 mil controles a lo largo de todo el país y se han cursado cerca de 3.500 infracciones.

La principal recomendación de tránsito es respetar los límites de velocidad en carretera y no conducir bajo los efectos del alcohol.

 Un completo plan de seguridad para pasajeros, conductores y peatones, entregaron las autoridades de Transportes en el terminal de buses de Santiago, encabezados por el Subsecretario de Transportes, Cristián Bowen, la Jefa del Programa de Fiscalización, Paula Flores y la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Seguridad de Transito (Conaset), Gabriela Rosende, en el marco del fin de semana largo que comienza este viernes 24 de junio.

Bowen, hizo un llamado a procurar salir con anticipación a sus lugares de destino y estar atentos a las condiciones climáticas debido a los últimos acontecimientos en que se ha decretado preemergencia en la capital.

“En caso que se produzca preemergencia durante este fin de semana largo en Santiago, los conductores de los vehículos que se encuentren con restricción y viajen por las carreteras, les pedimos que guarden sus ticket al pasar por un peaje. Solo así podrán evitar una multa por parte de Carabineros. Eviten además pasar por el sistema de pago automático y utilicen el sistema manual en caso que surge un episodio ambiental”, indicó el Subsecretario.

Por su parte la Jefa del Programa de Fiscalización, Paula Flores, recomendó “planificar los viajes, no usar servicios informales, e informarse respecto a la empresa en la que se está pensando en viajar, eligiendo por ejemplo aquellos buses que tienen flotas con cinturón de seguridad y no exponiéndose a trasladarse de pie”.

Cabe destacar que desde el lunes 20 de junio hasta el día 27 de este mes, se realizarán más de 3 mil controles a buses interurbanos en todo el país, con el fin de inspeccionar las condiciones técnicas y de seguridad de los buses.

Dentro del chequeo al que serán sometidos los buses está corroborar que cuenten con neumáticos y parabrisas en buenas condiciones; que  los conductores y vehículos tengan la documentación respectiva; que lo buses posean cinturones de seguridad en buen estado, en caso que corresponda a su año de fabricación; y que no operen servicios de transporte informal en los alrededores de los terminales.

Respecto a la seguridad de tránsito, la principal recomendación fue respetar los límites de velocidad en carretera y no conducir bajos los efectos del Alcohol.