08 de octubre de 2018

Nuevo estándar para Santiago: Presidente Piñera y Ministra Hutt presentan buses para el transporte público

Nuevo estándar para Santiago: Presidente Piñera y Ministra Hutt presentan buses para el transporte público

Autoridades encabezaron ceremonia de presentación de buses con estándar Euro VI. Vehículos, con nuevos colores, serán parte de la renovación del sistema de transporte público en la capital. Además de tecnología diésel, se suma la incorporación de 200 buses eléctricos.

En la Plaza de la Constitución, el Presidente Sebastián Piñera, junto a la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt y el Subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez dieron a conocer los buses que formarán parte del nuevo sistema de transporte público capitalino. La flota exhibe una imagen renovada, que deja atrás la lógica de un color por cada operadora y ahora todos los buses serán blanco y rojo, los mismos colores que utiliza el Metro.

Con la imagen corporativa homogénea entre ambos modos, se apunta a reforzar la integración entre buses y el Metro, un aspecto positivo del sistema que aún los usuarios no han logrado asimilar completamente.

Estos anuncios son parte del plan de transporte Tercer Milenio, anunciado por el Presidente Piñera. La iniciativa, que nació como una estrategia nacional para fomentar el uso del transporte público, contempla una completa mejora del Transantiago, con más líneas de Metro (como las anunciadas líneas 7,8 y 9, además de las extensiones de las líneas 2,3 y 4) y una renovación del sistema de buses en superficie, con una flota más moderna, mejores recorridos y más calidad de servicio.

Las autoridades confirmaron que, como primera etapa, serán 690 buses de alto estándar (200 eléctricos y 490 diésel euro VI) que ingresarán paulatinamente desde hoy hasta el primer semestre del 2019. En paralelo, se esperan al menos otros 3.000 buses nuevos, en el marco de la próxima licitación del sistema.

“La incorporación de buses de alto estándar es un paso significativo en el desarrollo de un nuevo sistema de transporte público para Santiago, con foco principal en mejorar la calidad de vida de las millones de personas que lo usan a diario. Esta renovación de flota, junto con la extensión histórica de las líneas de Metro, permitirá a los usuarios viajar en vehículos amigables con el medio ambiente, con accesibilidad universal, aire acondicionado y sin torniquetes. En resumen, una calidad de servicio que fomenta el transporte público y, por ende, nos ayudará a contar con una ciudad más amigable”, indicó la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt.

La llegada de los 690 buses permitirá retirar parte de la flota que actualmente tiene 12 años de antigüedad y ya ha cumplido su vida útil.

Los 200 buses eléctricos comenzarán a circular desde diciembre en recorridos de las empresas Metbus, Vule y STP en corredores como Grecia, Vicuña Mackenna, Américo Vespucio y la Alameda. Con este material rodante –que se caracteriza por no generar emisiones contaminantes ni ruido-, Santiago se convierte en una de las ciudades con mayor cantidad de buses eléctricos del mundo.

En tanto, los 490 vehículos diésel Euro VI, de los cuales dos fueron exhibidos hoy en la Plaza de la Constitución, destacan por su alta eficiencia en el consumo de combustible y porque contaminan un 90% y 50% menos que un Euro III y Euro V, respectivamente.

“Este cambio de imagen representa la integración con Metro que, con más de 220 kilómetros de red el 2026, será el eje estructural del nuevo sistema”, recalcó el Subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez.

Las autoridades también destacaron el aporte medioambiental que busca reforzar la inclusión de la electromovilidad y buses Euro VI en el transporte público y recordaron que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones fue recientemente galardonado en Estados Unidos por Climate and Clean Air Coalition (CCAC), asociación de gobiernos, empresas, instituciones científicas y organizaciones de la sociedad civil que trabajan por la calidad del aire y la protección del clima en el planeta. La organización premió a la cartera por adoptar en Santiago la normativa Euro VI, que permitirá recudir los niveles de partículas finas (PM2.5) y óxido de nitrógeno en un 67% para el año 2025.