13 de mayo de 2013

Inspector incógnito ha logrado reducir el número de infracciones a buses interurbanos, rurales y urbanos

inspector1

En poco más de un año, a nivel nacional el inspector incógnito ha cursado más de 280 infracciones a buses interurbanos en 514 viajes en todo Chile. A nivel regional han sido 29 viajes interurbanos y 119 urbanos y rurales. En total se les cursaron 26 infracciones, lo que representa un 18% de rechazo.

Un total de 26 infracciones a buses  interurbanos, rurales y regulados del Gran Concepción ha cursado la Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones en 148 viajes realizados bajo la modalidad de “Inspector Incógnito” desde que se implementó en 2012.

inspector1

Este tipo de control es realizado por inspectores del Programa de Fiscalización de la Seremi que viajan como un pasajero más dentro del bus, evaluando el comportamiento de conductores y pasajeros, así como las condiciones técnicas de la máquina.

De esta forma, el inspector constata el cumplimiento de la normativa establecida para este tipo de servicios durante el trayecto. Al final del recorrido el fiscalizador le informa al conductor y a los pasajeros que han sido controlados por el Ministerio de Transportes. En el lugar lo espera un equipo de fiscalización junto a Carabineros, para proceder a cursar una infracción en caso que corresponda, o bien, para felicitarlos si el trayecto se realizó adecuadamente.

“Uno de los principales énfasis de nuestro trabajo es que quienes utilizan cualquier medio de transporte, viajen seguros y con la calidad que merecen. Por eso implementamos el ´Inspector Incógnito´, para realizar más y mejores fiscalizaciones, convirtiéndonos en los ojos de los pasajeros y detectando infracciones que sólo pueden verificarse en el trayecto del bus”, afirmó el Seremi de Transportes, Claudio Silva.

Entre las principales irregularidades detectadas por esta modalidad en los buses interurbanos, destacan: no exhibir el video o cartilla de seguridad y la detención en paradas no autorizadas.  Mientras que en los buses rurales y urbanos del Gran Concepción las infracciones más frecuentes de los conductores son hablar por celular sin manos libres y tomar y dejar pasajeros en lugares no autorizados.

La autoridad de Transportes añadió que “también encontramos infracciones como vehículos interurbanos encendidos sin la presencia del conductor. Por eso, llamamos a las empresas y conductores a que cumplan con la normativa, pues responsablemente son los llamados a brindar un mejor transporte. No porque puede ir un inspector incógnito, sino para entregar un servicio de calidad y seguro a los pasajeros”.

El Seremi agregó que la labor del inspector incógnito a más de un año de su implementación derivó en una tendencia a la baja en el resto de los operativos habituales que se realizan. Es así como los interurbanos han bajado su tasa de rechazo en un 8%, los rurales en un 4% y los urbanos en un 3% durante los primeros cuatro meses de 2013 en comparación al mismo periodo de 2012.

La modalidad de “Inspector Incógnito” comenzó en febrero de 2012 a nivel nacional como una nueva herramienta para fiscalizar los servicios de buses interurbanos. En nuestra región, esta nueva estrategia se hizo extensible en agosto de 2012 a los servicios urbanos del Gran Concepción  y rurales.