21 de junio de 2013

Fiscalización de Transportes intensifica controles a taxis y llama a denunciar anomalías detectadas por pasajeros

fiscataxis

En cuanto a la multa, quienes sean sorprendidos cobrando tarifas prefijadas arriesgan hasta 40 mil pesos.Si se detecta un taxímetro adulterado, la multa puede llegar a los 60 mil pesos.

Con operativos paralelos en distintos sectores del Gran Santiago, como el Barrio Bellavista y Estación Central, destinados a detectar posibles tarifas prefijadas o adulteraciones en taxímetros, el Programa de Fiscalización de Transportes reforzó los controles a los servicios de taxis básicos y llamó a los usuarios de este tipo de transporte a denunciar cuando detecten anomalías en estos servicios, como cobros indebidos.

“Hemos detectado que en algunas zonas, sobre todo en la noche, se presentan casos de tarifas fijas a determinados destinos, o que no trasladan a los usuarios si se desplazan a distancias cortas. Ello está prohibido y por eso le pedimos a los usuarios que denuncien estos hechos y los sectores en los que se presentan”, manifestó la Jefa de Fiscalización del MTT, Paula Flores.

En ese sentido, de los casi 8 mil controles a taxis básicos que ha atendido la Unidad de Denuncias de Fiscalización, se han cursado más de 600 infracciones y cerca de la mitad corresponden a causas como taxímetros adulterados o cobro de tarifas pre fijadas.

La Jefa de Fiscalización recordó que “la normativa establece que el valor de las carreras se mide actualmente en base a la distancia recorrida y los tiempos de espera. Sólo los colectivos tienen tarifas fijas, las que deben estar debidamente anunciadas”.

Asimismo, durante el operativo de fiscalización realizado la noche de este jueves en el Barrio Bellavista se entregaron volantes informativos a los usuarios de taxis en los que se indican los derechos y obligaciones que tienen como pasajeros.

En cuanto a la multa, los conductores que sean sorprendidos cobrando tarifas prefijadas en taxis o radiotaxis arriesgan una infracción con una multa que puede llegar hasta los 40 mil pesos. En tanto, si se detecta un taxímetro adulterado, el conductor se expone a una multa que puede alcanzar 60 mil pesos.

Actualmente, en la Región Metropolitana hay un parque en torno a 40 mil taxis, de los que más de 20 mil son taxis básicos.