05 de agosto de 2013

Gobierno entrega 200 becas para realizar curso de Conductor Profesional a través de simuladores

simulador

Autoridades de Transportes, Trabajo y Sence visitaron OTEC a cargo de dictar el curso. Conocieron in situ los nuevos contenidos que incorporaron las escuelas para formar mejores conductores.

Siete de cada diez accidentes con resultado de muerte tienen como causa principal la conducción irresponsable. Por esta razón, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, a través de Conaset, está realizando una profunda modificación en el sistema de otorgamiento de licencias de conducir, cuyo objetivo central es hacer más exigente este proceso, asegurando que quienes obtienen el permiso para manejar cuenten con los conocimientos necesarios para hacerlo de manera segura.

En este sentido, uno de los focos más importantes es la formación de conductores profesionales, cuya escasez dentro del mercado complica la eficiencia del rubro. Es por ello que para incentivar a quienes deseen convertirse en conductores profesionales, los ministerios de Transportes y Trabajo, están entregando a nivel nacional más de 1.500 becas a través de SENCE, lo que contribuirá a suplir el déficit de conductores existente en el transporte de pasajeros (Licencia A3).

Del total de becas, 200 fueron destinadas a la Región del Biobío y es el Servicio de Capacitación (Sercap) el encargado de dictar los cursos a quienes fueron seleccionados para recibir el beneficio. Lo novedoso de este curso es que la preparación de estos futuros transportistas considera la utilización de simuladores de conducción con el objetivo de enfrentar a los nuevos conductores a diversas situaciones como clima adverso, distintas condiciones de flujo, baja visibilidad, conducción nocturna, etc.

Pero por sobre todo, tiene como foco la seguridad y la formación integral de los nuevos conductores, al incorporar diversos contenidos como manejo de stress, servicio al pasajero, entre otros. Además de las horas a bordo del simulador, este curso considera horas efectivas de conducción en vehículo real. Y es que en ningún caso el uso de esta herramienta remplaza la formación práctica en un vehículo tradicional.

“Creemos que el cambio en la Ley 20.604 nos permitirá aumentar la calidad y cantidad de conductores profesionales que hoy hacen tanta falta en el transporte público. Además poder contar con simuladores fortalece el aprendizaje de quien realiza el curso en una escuela. Recordemos también que actualmente no sólo basta con aprobar este curso. Los  postulantes también deberán sortear el nuevo examen teórico profesional, el cual se rendirá en formato electrónico en los municipios. Es decir, tenemos un proceso mucho más exigente que antes, pues necesitamos mejores conductores para Chile”, destacó el Seremi de Transportes.

Dentro de las exigencias que debieron cumplir los postulantes para poder adjudicarse estas becas se encuentra: tener 22 años como edad mínima, contar con una licencia no profesional (B) con al menos dos años de antigüedad, pertenecer al primer y segundo quintil y tener salud compatible con el oficio.

Por su parte, el seremi (s) del Trabajo, Rodrigo Reyes, señaló que “Como Gobierno estamos convencidos de que capacitar a los trabajadores para que adquieran nuevas habilidades y destrezas, redundará  directamente en una mejora de sus competencias laborales. Con esto, aumentamos su empleabilidad y el acceso a trabajos de calidad y también mejor remunerados. Lo anterior está en concordancia  con el programa de gobierno del Presidente Piñera y que tiene relación con la creación de un millón de empleos estables y de calidad”, señaló el Seremi (s) del Trabajo, Rodrigo Reyes.

El Director Regional del Servicio, Rodolfo Zaror Zaror, informó que son  200 los cupos para nuestra Región, lo que conlleva una inversión de $ 174.000.000 que se aplican en 200 horas de capacitación, resaltando que a lo anterior se suma capacitación en oficios en los sectores de Montaje Industrial, Transporte y Forestal. Todo bajo el marco del programa Formación para el Trabajo que está dirigido a personas  entre 18 y 65 años que tengan hasta 11.734 puntos en la Ficha de Protección Social.

Cristopher Montero, valoró la iniciativa de Gobierno. “Mis expectativas son trabajar en locomoción colectiva y para ello necesito la licencia profesional. Esta es una tremenda oportunidad porque el presupuesto para costear este curso no estaba y la beca me permitió acceder a esta capacitación y con el simulador es más completo el curso”, destacó el beneficiario.