04 de septiembre de 2013

$370 mil millones para iniciativas de transporte e infraestructura se destinarán a regiones tras la aprobación del subsidio al transporte público

info1

En Santiago, el proyecto asegura recursos hasta el término de las concesiones con los operadores del Transantiago (2022), lo que irá en directo beneficio de los usuarios, al asegurar la estabilización de las tarifas, ya que éstas sólo se modificarán por efectos asociados a la inflación.

En regiones permitirá crear un Fondo de Apoyo Regional para iniciativas de transporte, conectividad y desarrollo regional e invertir en servicios de ferrocarriles. También reconoce a taxis colectivos como transporte público y su acceso a programas de modernización e infraestructura.

Un Fondo de Apoyo Regional (FAR) para iniciativas de transporte, conectividad y desarrollo regional; equipos especializados en cada Seremi para diseñar y ejecutar proyectos acordes con la realidad local; y recursos para proyectos de infraestructura de transportes, como servicios de ferrocarriles, son parte de los beneficios del proyecto de ley del Subsidio al Transporte Público que entrega 370 mil millones de pesos para regiones y una cifra equivalente para Santiago, hasta el año 2022.

Esta nueva ley abrirá el espacio para financiar proyectos ferroviarios, rebajar tarifas en zonas que no están licitadas, potenciar los servicios rurales e incluso, en el caso de las comunas periféricas de Santiago, que puedan integrarse al pago con tarjeta BIP.

La iniciativa quedó lista para ser promulgada por el Presidente de la República tras su aprobación por la Cámara de Diputados por 99 votos a favor, una abstención y cero en contra.

Tras la votación, la Subsecretaria de Transportes, Gloria Hutt, destacó en el Congreso que el proyecto representa una oportunidad para la modernización del transporte público en Regiones, a través de equipos especializados, un esquema de planificación y regulación del transporte público y proyectos de alto impacto que podrán ser desarrollados en varios años. Asimismo, destacó el anhelado reconocimiento de los taxis colectivos como transporte público y su acceso a programas de modernización e infraestructura.

“Con esta ley damos respuesta a un anhelo de las regiones que contarán con servicios de modernos y de calidad. Esta iniciativa nos entrega la flexibilidad necesaria para abordar la problemática del transporte público, especialmente en regiones, a través de medidas como la contratación de equipos especializados que, desde cada Seremi, propongan los proyectos más necesarios y acordes con la realidad local”, afirmó la autoridad.

En el caso de regiones, los 370 mil millones de pesos disponibles permitirán rebajas de tarifas de buses de transporte público, cuenten o no con sistemas licitados de transportes en la ciudad; revitalizar servicios ferroviarios; subsidiar mejoras en infraestructura y conectividad, sobre todo en zonas aisladas del país; además de consolidar programas como “Renueva tu micro” que apuntan a la modernización del parque y un programa específico de apoyo al transporte rural.

Asimismo, en el caso de Santiago el proyecto asegura recursos hasta el término de las concesiones con los operadores del Transantiago (2022), lo que irá en directo beneficio de los usuarios, al asegurar la estabilización de las tarifas, ya que éstas sólo se modificarán por efectos asociados a la inflación.

El Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Pedro Pablo Errázuriz –que se encuentra participando en la 8va reunión de Ministros de Transportes de la APEC en Tokio-, valoró el apoyo de los distintos parlamentarios que permitieron la tramitación exitosa del proyecto y destacó la transformación que la iniciativa significará en el transporte público de todo Chile.

“Esta iniciativa no sólo garantiza recursos significativos para el transporte público regional, ya que además genera un marco para su ejecución y administración, dotando además al MTT de una orgánica sustentable y eficiente para responder a estos desafíos”, concluyó el secretario de Estado.

 

infoLey600p