15 de octubre de 2013

Ley de Televisión Digital abierta y gratuita se convierte en realidad

tvd600

Senado de la República aprobó en su último trámite el proyecto de Ley, tras cinco años de debate parlamentario. Corresponde ahora al Tribunal Constitucional revisar la normativa para que pueda ser promulgada por el Presidente de la República. Su aplicación efectiva comenzará el 2014.

En cinco años como máximo, todas las señales actuales de televisión abierta deberán ser digitales y llegar de forma gratuita a las 15 regiones del país. También se podrán abrir en los próximos años concursos públicos para nuevos canales de televisión a nivel nacional, regional, local y comunitario.


Histórico. Así calificó el gobierno la aprobación final de la Ley de Televisión Digital abierta y gratuita que se concretó esta tarde en el Senado, despachando la iniciativa legal del Congreso Nacional tras cinco años de tramitación parlamentaria.

Esta Ley, fruto de un intenso trabajo legislativo con amplio apoyo de los sectores políticos, establece que en cinco años como máximo todas las señales actuales de televisión abierta deberán ser digitales y llegar de forma gratuita a las 15 regiones del país.

A la vez, la Ley abre espacio en la televisión para nuevos canales, mediante concursos públicos realizados por el Consejo Nacional de Televisión, donde se entregarán frecuencias a canales nacionales, regionales, locales y comunitarios interesados, en cada localidad del país.

Adicionalmente, la Ley incorpora una gama de nuevos subsidios para el desarrollo de contenidos educativos y culturales, para la formación de nuevos canales con apoyo a la compra de equipamiento e infraestructura, y para el arriendo de medios de transmisión, maximizando el uso eficiente del espectro radioeléctrico.

“Estamos cumpliendo con el compromiso del Presidente Piñera de hacer realidad esta Ley de TV Digital durante su mandato, porque es uno de los campos tecnológicos donde estábamos más atrasados. Ahora comenzará un nuevo ciclo para la televisión abierta chilena con mayor apertura para nuevos canales y un fuerte apoyo del Estado para subsidiar contenido cultural y educativo”, afirmó el Ministro Pedro Pablo Errázuriz.

La importancia de la Ley para la TV digital para regiones es otro punto destacado. “Con este hito histórico en el Congreso, se hace justicia a las regiones que hasta ahora estaban marginadas de este cambio tecnológico en la televisión abierta. De aquí en adelante, de forma gradual, todos los chilenos podremos ver televisión en alta definición de forma gratuita con un gran impulso a los canales regionales, locales y comunitarios”, señala el Subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton.

El titular de la SUBTEL agradeció el apoyo transversal de los parlamentarios de todos los sectores “que hicieron posible esta Ley y que siempre compartieron con nosotros la visión de estar frente a un tema que es un beneficio país, un gran cambio a favor de los hogares chilenos que no pueden pagar por ver televisión en alta definición y que ahora tendrán acceso de forma gratuita”.

Los principales aspectos de la Ley son:

–    Regula el correcto funcionamiento de la televisión introduciendo el concepto de pluralismo, modificando estructura del Consejo Nacional de Televisión, ampliando su composición y atribuciones.
–    Establece que todas las concesiones de televisión digital con medios propios serán a plazo fijo de 20 años renovables. Y crea la concesión con medios de terceros a plazo fijo de cinco años renovable.
–    Obligación de los canales abiertos y cableoperadores de transmitir al menos cuatro horas de programación cultural a la semana y campañas de utilidad pública autorizadas por el CNTV de forma gratuita.
–    Regula la concentración del espectro radioeléctrico en televisión, disponiendo que un canal o grupo económico nacional o extranjero, solo podrá acceder a una concesión por localidad, salvo en el caso de TVN que podrá tener una segunda concesión para transmitir exclusivamente señales regionales y actuar como transportador público de canales pequeños sin red propia.
–    Ley consagra principio de gratuidad de las señales televisivas de libre recepción y obligación de los concesionarios de licitar públicamente las señales que no utilice a terceros sin medios propios.
–    Introduce el concepto de retransmisión consentida, que conlleva la obligación de los operadores de TV pago de contar con la autorización comercial de los canales de TV abierta para poder llevar sus señales en su parrilla programática. Este derecho de los canales de TV abierta solo será exigible en la medida que cumplan previamente con exigencias técnicas de cobertura digital y calidad de recepción.
–    Establece un plazo de cinco años para que la actual televisión analógica migre a televisión digital el 100% de su cobertura actual.