17 de octubre de 2013

Conaset presenta en San Pablo gabinete psicotécnico con tecnología de punta para obtener licencia de conducir

sanpablopsucitenico

Hasta la Provincia de Osorno llegó la Secretaria Ejecutiva de Conaset, María Francisca Yáñez, acompañada del Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Alex Bartsch, quienes destacaron los esfuerzos del municipio por ser pioneros en el proceso de otorgamiento de licencias, en el marco del nuevo y más exigente examen para conductores.

En el marco de las medidas que forman parte de un profundo cambio al sistema de otorgamiento de las licencias de conducir en Chile, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones presentó un Gabinete Sicotécnico de última tecnología en la Municipalidad de San Pablo, Provincia de Osorno, y que a partir de los próximos días podrá extender los permisos bajo un proceso más exigente.

La actividad tuvo lugar en las nuevas dependencias de la Dirección de Tránsito de la comuna osornina y contó con la presencia de la Secretaria Ejecutiva de Conaset, María Francisca Yáñez, acompañada del Seremi de Transportes, Alex Bartsch, y autoridades locales, quienes encabezaron la ceremonia de inauguración de las instalaciones, mediante las que se podrá asegurar que quienes obtienen la licencia para manejar cuenten con los conocimientos necesarios para hacerlo de manera segura.

En la ocasión, la Secretaria Ejecutiva de Conaset, Francisca Yáñez, destacó que “una de nuestras mayores preocupaciones es proteger la vida de las personas, a través de la prevención de accidentes de tránsito, y una tarea muy importante en ese sentido es mejorar la calidad de nuestros conductores. Por ello, buscamos mejorar los niveles de preparación, con exámenes más completos y contenidos que los conductores puedan aprender y aplicar”.

Este proceso de cambio se inició con la implementación de un nuevo examen teórico para conductores profesionales y no profesionales, además de nuevos cursos de formación profesional con simulador. A éstos se suma el nuevo examen práctico que deberán rendir todos los postulantes a licencia clase B desde fines de noviembre.

“Esto no es como ir a buscar una cédula de identidad, que es un derecho. Para nosotros la licencia de conducir se ha transformado en un privilegio que hay que llevar con responsabilidad. Por ello, este tipo de documento será para quienes realmente están capacitados”, enfatizó Yáñez.

Por su parte, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Alex Bartsch, se mostró muy satisfecho por el arduo trabajo de todo el municipio sampablino para conseguir los permisos y certificaciones necesarias, y agregó que “como Gobierno, nos hemos impuesto la tarea de proteger la vida de las personas y, así, reducir la cifra de fallecidos en accidentes de tránsito. En este sentido, estamos impulsando una serie de medidas que nos permitan contar con mejores conductores para Chile, tanto profesionales como no profesionales”.

El formato del nuevo examen contempla 35 preguntas, que se obtienen de un universo de más de 800 y se debe rendir en no más de 45 minutos, para aprobar con un mínimo de 33 correctas. En tanto, el examen práctico durará 25 minutos, en los que se recorrerán 5 kilómetros y considera errores clasificados que pueden significar la reprobación del postulante.